¿De qué color pinto mi dormitorio?

Origen del ‘Black Friday’: ¿Por qué se celebra?
23 noviembre, 2017

Existen muchas opciones a la hora de de pintar un dormitorio pero sin duda, la más lógica y funcional, es la de pintarlo con un color relajante, ya que el dormitorio es la estancia donde nos relajamos y descansamos y para ello es preciso crear un ambiente propicio que invite a ello. Por suerte, echando un vistazo al círculo cromático, podemos ver con exactitud qué colores son relajantes y cuáles no. Los colores que se encuentran en la parte fría son relajantes, los que se encuentran en la parte caliente no.

A continuación te ofrecemos una selección de los colores más relajantes para pintar un dormitorio. ¡Empezamos!

  • Azul

Un tono azul medio. El azul es el color más relajante que podemos utilizar para pintar un dormitorio. Podríamos mirar en el círculo cromático sus tonos y matices, escoger cualquiera de ellos con los ojos cerrados para pintar el dormitorio y aún así pintaríamos el cuarto con un color relajante. A pesar de que su extensa gama es relajante en cualquiera de ellas, no importa el tono de azul que escojamos para lograr un ambiente relajante. Todos ellos valen.

  • Verde

Tono verde medio. El segundo color más relajante, casi codo con codo con el azul es el color verde. Prácticamente igual que el azul, el verde en casi todos sus tonos y matices es un color relajante, frío; perfecto para lograr un ambiente relajante en un dormitorio o en cualquier lugar que lo pongamos.

  • Turquesa

El color turquesa es una mezcla o combinación de los colores verde y azul; por lo que sin duda alguna es otro color relajante para pintar un dormitorio. Es cierto que al ser un color semisaturado, desprende mucha energía y pintado en exceso puede resultar cargante, pero bien añadido, crea espacios, sin duda, relajantes. Bien combinado, el turquesa es una apuesta segura para lograr un dormitorio relajante.

  •  Lila o malva

El color morado se hace de la mezcla del rojo más el azul. Los tonos morados que más relajantes resultan, son en los que en la mezcla de azul y rojo, se ha echado más azul, dando como resultado tonos malva o lilas, colores muy relajantes. Especialmente si se combinan con el blanco.

  • Gris

El color gris es un anticolor o el color neutro por excelencia. No expresa mucho, dejando acabados neutros. Para sacar provecho de este color y conseguir que sea un color relajante, necesitamos apoyarlo o combinarlo con los colores adecuados; especialmente el blanco. Si es combinado con blanco, podemos añadir prácticamente cualquier tono de gris, que crearemos no solo un dormitorio relajante, sino además, sofisticado y muy actual.

  • Rosa Palo

El color rosa palo, aunque es un color muy suave y tiene poca saturación, no es un color relajante en sí. Pero crea una atmósfera tan envolvente, suave y agradable, que tenía que meterlo en esta lista de los colores más relajantes para un dormitorio.

Los colores que os acabamos de mostrar son relajantes, porque, como decíamos al comienzo, se encuentran en la parte fría del círculo cromático (excepto el rosa).

Obviamente, hay otros muchos colores que crean ambientes serenos y tranquilos, como los tonos arena, los beige y el marrón; pero no se encuentran en la parte fría del círculo, sino en la parte caliente, lo que nos dice de ellos, que son colores cálidos. Esto no quiere decir que no se puedan pintar con ellos y lograr una atmósfera relajante, pero no son los más eficaces.